Vuela alto paloma, vuela.

La paloma con una rama de olivo en el pico tiene un componente religioso cristiano muy claro. Este símbolo tiene su origen en el relato bíblico del Diluvio Universal. Génesis 8:8-12.

Según la Biblia, en el principio de los tiempos, la maldad de los hombres provocó la ira de Dios, quien decidió exterminar casi toda la vida sobre la tierra, con la excepción de la familia de Noé, que mostraba fidelidad a Él, y una pareja de cada animal puro. Dios advirtió a Noé que construyera un arca para preservar de la destrucción a su familia y a los animales. Entonces Dios hizo llover tan intensamente sobre la Tierra que quedaron cubiertas todas las montañas y murieron todos los animales y los seres humanos que no estaban refugiados en el arca de Noé.

Después de pasados cuarenta días, Noé abrió una ventana del arca y soltó una paloma para ver si las aguas habían bajado en la superficie de la tierra. Al cabo de siete días, la paloma volvió al atardecer, trayendo en su pico una rama verde de olivo; significando que había encontrado tierra firme y la inundación había llegado a su fin y, por ende, Dios estaba de nuevo en paz con la humanidad. La paloma anunció que el peligro había desaparecido.


El uso de la imagen de una paloma como símbolo de paz se hizo común en el siglo XX. Uno de los mayores contribuyentes a este hecho, fue el pintor y escultor español Pablo Ruiz Picasso, quien hizo una serie de dibujos de palomas. Una de ellos sirvió para el cartel del Congreso Mundial por la Paz en 1949, después de la Segunda Guerra Mundial.

Pablo Picasso, el destacado pintor español diseñó el cartel del evento con el dibujo de una paloma reposando en el suelo. Su obra pronto se popularizó, pero, el símbolo de la paz tal y como lo conocemos hoy, fue otra de sus creaciones en la que la paloma aparece volando con un ramo de olivo en el pico.

Paloma de Paz. Pablo Picasso.

Desde este momento, la representación de esta pequeña ave blanca con la rama de olivo en su pico, fue aceptada en todas las culturas y países como símbolo del deseo de paz.


La segunda imagen que internacionalmente se asocia con la paz fue delineada en 1958 por el diseñador inglés Gerald Holtom como parte de la “Campaña de Desarme Nuclear”. Holtom fue un opositor consciente durante la Segunda Guerra Mundial.

El Viernes Santo de 1958, miles de personas se reunieron en Trafalgar Square de Londres para protestar contra las armas nucleares. Se reunieron en respuesta a una serie de explosiones de prueba realizadas por el Reino Unido, la tercera nación en unirse al club nuclear después de los EE. UU. y la URSS.

Durante los siguientes cuatro días, los más decididos marcharon hacia Aldermaston, un pequeño pueblo a 50 millas al oeste de Londres, donde se diseñaban y almacenaban las armas nucleares británicas.

En los carteles y pancartas de los manifestantes apareció por primera vez un nuevo símbolo creado semanas antes para la marcha. El símbolo haría más fuerte y evidente el mensaje a favor de la paz.

Holtom se basó en las letras (Nuclear Disarmament) según el abecedario del semáforo, donde la “D” se representar con ambos brazos verticales (uno hacia arriba y el otro hacia abajo), mientras que la “N” se representa con ambos brazos levantados a un ángulo de 45 respecto a la cabeza.

Antes de morir, Gerald Holtom admitió que la primera explicación no era cierta. Para crear el símbolo de la paz, se inspiró en la pintura de Goya «3 de mayo en Madrid» donde un campesino está a punto de ser fusilado. Holtom, se arrepintió de la connotación negativa del símbolo y quiso que se invirtiera, es decir que apuntara hacia arriba, pero su deseo fue ignorado.

“El tres de mayo de 1808”, Francisco de Goya y Lucientes. Museo del Prado.

Este nuevo símbolo fue introducido en los Estados Unidos por Bayard Rustin, pacifista amigo de Martin Luther King Jr, en la década de los sesenta del pasado siglo y sirvió de emblema en las protestas contra toda forma de discriminación racial y en favor de la paz.

En el año 2017, más de 15.000 personas formaron el símbolo de la paz humano más grande del mundo en el escenario del Festival de Música de Glastonbury.


Después de los ataques terroristas de París de 2015, el artista francés Jean Jullien reinventó el diseño del símbolo usando la forma de la Torre Eiffel, creando un símbolo mundial de solidaridad.

Una versión modificada del símbolo de la paz que muestra la torre Eiffel en el Memorial del 11 de septiembre en la ciudad de Nueva York.

En la actualidad, más allá de las diferencias de raza, cultura y religión, el símbolo de la paloma de la paz es conocido universalmente. Esperemos que nuestra paloma blanca y los brazos en alto del campesino español fusilado el tres de mayo, no devengan en esfuerzos frustres.

#LoRealMaravilloso

#ArtesVisuales

#PeriodismoCrítico

https://www.volfredo.com/


2 respuestas a “Vuela alto paloma, vuela.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s