Gunther von Hagens, más conocido por “Doctor muerte”.

El artista y científico Gunther von Hagens, considerado por muchos un aberrado, nació el 10 de enero de 1945 Poznan, actual Polonia y desde bien pequeño mostró gran interés por la ciencia. Hagens es conocido mundialmente por ser el inventor de la plastinación, técnica para preservar cadáveres, considerada muy avanzada por la ciencia.

En 1974, se doctoró en Anestesiología y Medicina de Urgencias. Siendo colaborador del Instituto de Anatomía y Biología de Heidelberg, donde realizó varios ensayos que le llevarían a crear el proceso de la plastinación, con la cual logra resguardar los tejidos humanos de un modo perfecto, en tal grado, que da la impresión de estar vivos.

Von Hagens, utiliza el vacío para impregnar un polímero reactivo, como la silicona de caucho o poliéster, en el material biológico. La clase de polímero que se aplica determina las propiedades físicas (flexibilidad o rigidez) y ópticas (transparencia u opacidad). El efecto final convierte a los tejidos biológicos de los cadáveres en objetos secos, inodoros y durables, que retienen la forma y relieve original y la identidad celular. Para lograr este resultado, el proceso de plastinación requiere cuatro pasos: fijación, deshidratación, impregnación forzada y curado.

Entre las ventajas de la plastinación como técnica para la conservación de tejidos biológicos, su creador destaca que no es necesario ningún sistema de conservación de tejidos para los especímenes plastinados, los cuales se han de mantener alejados de la luz solar directa y cuando no estén expuestos, protegerse en bolsas o vitrinas. La coloración de los cadáveres se aproxima a lo natural, aunque esto dependerá de la mezcla de embalsamar que se haya utilizado para conservar el tejido y dotarlo de rigidez flexible, lo cual permitir su manipulación para que asuman posiciones y posturas consideradas artísticas por el anatomista.

Luego de patentizado el procedimiento, von Hagens creó una empresa de manufacturas que en 1993 paso a ser el Instituto de Plastinación de Heidelberg. En 1998, realiza la primera exposición de sus cadáveres convertidos en creaciones artísticas y objetos de museo, en la ciudad alemana de Pforzheimm y a partir de este momento hace de sus cadáveres una exposición itinerante conocida como “Köerperwelten” (Los mundos del cuerpo), la cual pasó a ser un fenómeno mediático debido a la masiva afluencia de público que suscita.

Gunther von Hagens junto a uno de sus cadáveres plastinados.

Más de 7 millones de personas han podido contemplar las representaciones del Dr. von Hagens en Manheim, Viena, Colonia, Berlín y Tokio, donde se estableció una afluencia récord de 2,5 millones de visitantes. Como promedio, cada presentación expone 200 preparaciones individuales seleccionadas y 25 cuerpos plastinados.

Von Hagens exhibe en sus exposiciones cuerpos reales, sólidos, en tres dimensiones, logrando efectos impactantes, considerados por algunos críticos como arte y por otros, como aberraciones grotescas. Sus escenarios en ocasiones resultan de chocante estética, al mostrar cuerpos de adultos, niños y fetos, situación que ha sido denunciada en múltiples ocasiones.

De forma progresiva, el Dr. von Hagens creó en 1980 la firma BIODUR, dedicada a la distribución de polímeros y otros aparatos concebidos para la plastinación. Sus preparados se exportan para fines educativos y científicos a más de 300 facultades de medicina y biología de todo el mundo. Por si esto fuera poco, von Hagens trabaja en la construcción de “Plastination City” en la ciudad china de Dalian, asentamiento que contará de 9 edificios diseminados en una superficie de 30.000 metros cuadrados, en la que trabajarán entre 500 y 800 personas.


Desde la primera exposición de Pforzheim en 1988, “Los mundos del cuerpo” ha generado un virulento debate en el que se mezclan preocupaciones éticas, jurídicas, médicas, artísticas y económicas. Von Hagens ha sido amenazado con la expulsión de la sociedad anatómica alemana. Igualmente, la iglesia católica ha logrado que “el circo macabro” de von Hagens, considerado por las autoridades eclesiásticas como engendro diabólico, no llegara a algunas ciudades alemanas.

Los detractores del anatomista consideran que su obra daña la dignidad del ser humano al convertir los cuerpos en objetos de exposición. Las figuras de sus exhibiciones suelen mostrarse en poses dramáticas, bailando o practicando deportes.

Cuando los cadáveres plastinados llegaron a París en mayo de 2008, con el nombre de “Our body, à corps ouvert” la exposición fue visitada por miles de personas (se estiman más de 150.000 personas a 15,50 euros la entrada), hasta que el 21 de abril fue cerrada por el juez del Tribunal Superior de París, Louis-Marie Raingeard de La Blétière, por atentar contra los derechos humanos. ¿Cuál de esos derechos? El derecho a morir: «La ley no tiene en cuenta la utilización de cadáveres con fines de formación o información al público, escribió el juez en su sentencia, según reveló el diario Le Monde; es evidente que la empresa Encore Events persigue un objetivo comercial; y se dictan medidas para poner fin a una violación ilícita del cuerpo humano, incluso después de la muerte».

Cadáver plastinado jugando baloncesto.

En 2017, Giacomo Giacobini, director del Museo de Anatomía Humana de la Universidad de Turín, señaló: “Los cadáveres expuestos pertenecen a chinos condenados a muerte y ajusticiados. Las poses dinámicas las hacen pasar por arte contemporáneo, pero no lo son. Como docente de anatomía tengo el mayor respeto por los cadáveres. Y aquí nos encontramos más allá de los límites del decoro. No hay que olvidar que cada cadáver fue una persona”.

Sin embargo, con el paso del tiempo y luego de la resistencia ética inicial, las sucesivas muestras y exposiciones de von Hagens, no encuentra esta clase de inconvenientes en las ciudades que visita con su cargamento de cadáveres en posiciones artísticas y grupales y en el peor de los casos, solo generan algunas polémicas y declaraciones airadas en la prensa.

Sus defensores, por el contrario, argumentan que los cadáveres fueron donados de forma voluntaria y que la muestra permite conocer más sobre la anatomía del ser humano. Su objetivo declarado es sensibilizar al espectador sobre los aspectos ligados a la salud y permitirle una mejor comprensión del cuerpo gracias a una presentación de anatomía espectacular y sensacional. Este enfoque, denominado “didáctico”, supone una mezcla de educación y entretenimiento que contrasta con la pedagógica anatómica tradicional.

Bajo el título “Anatomy for Beginners”, y dividida en cuatro capítulos: Movimiento, Circulación, Digestión y Reproducción, se presentó al mundo la exposición que todavía hoy puede verse en Internet. La difusión fue inmediata. Los videos aportaron un flujo de donantes tan numeroso que von Hagens pronto tuvo material de sobra para las exhibiciones en el Plastinarium, su museo fijo en Brandeburgo.

En 2006, La Vanguardia reveló que el gobierno chino declaró ilegal y prohibió la exportación e importación de cadáveres humanos para usos comerciales. De modo que las instalaciones de von Hagens en el gigante asiático de dedican, supuestamente en la actualidad, a la plastinación de animales mientras que los hombres y mujeres se procesan en Alemania, advierte el taxidermista en su web.

Pese a la prohibición del gobierno chino, una simple búsqueda en Internet demuestra que existen varios laboratorios en China que ofrecen este tipo de mercancía para compradores extranjeros en webs en inglés o incluso a través de Alibaba (el Amazon chino) y que se hacen pocas preguntas sobre sus fines. Este hecho, si no es un mercado negro de cadáveres, es de un gris bastante oscuro, puntualiza un diario catalán que publica una lista de precios: un corazón a 784 dólares; una cabeza con cuello a 2.647; una mujer embarazada, con el feto incluido, 35.000; etc.


Luego de 40 años de iniciada la plastinación de cadáveres humanos, repasemos brevemente que nos trae la web a día de hoy:

México, 10 agosto 2022 (Prensa Latina): La Universidad Autónoma de Baja California acoge, por primera vez en México, una versión de las exposiciones de “Body Worlds. Salud y Cuerpo desde adentro”, impulsada por el artista y científico alemán Gunther von Hagens.

Agosto 1, 2022, Tomas Kittán: Gunther von Hagens plástica a su padre que fallece de muerte natural a los 106 años.

Agosto 1, 2022. Pocos días antes de morir. Desde la izquierda: Gunther von Hagens (77), nieta Mira (11), hijo Rurik (42), padre Gerhard Liebchen (106). Por Tomas Kittán.

A día de hoy, Gunther von Hagens declara: «La plastinación es tanto una técnica en la que intervienen procesos químicos y biológicos, como un arte, no en su sentido moderno, sino en el de “arte anatómico”, una disciplina en la que se mezclarían arte y anatomía y que pretende, a partir de la disposición estética, que el cuerpo humano deje de ser un objeto de repulsión y todo ello con un fin educativo, lo cual nos hace consciente de la fragilidad y belleza de nuestro cuerpo».

Ustedes tienen la palabra.

#LoRealMaravilloso

#ArtesVisuales

#PeriodismoCrítico

https://www.volfredo.com/


16 respuestas a “Gunther von Hagens, más conocido por “Doctor muerte”.

  1. Me acabas de actualizar sobre una técnica y su creador que logró dejarme sin aliento en Múnich hace ya un par de décadas… más allá de las opiniones sobre su labor, puedo decirte que ha sido una de las experiencias más sensibles que he presenciado! Gracias y buen domingo querido Volfredo

    Le gusta a 1 persona

    1. Estimado amigo, es un gusto recibir tu comentario en la «edición dominical», que es el día más visitado de nuestro blog, algo así como «el estelar del domingo». Por lo demás, traje a von Hagens a contar su historia, con el único propósito de reflexionar sobre la levedad de nuestra existencia y vida. Un cordial abrazo

      Me gusta

    1. Te comento, al principio hubo resistencia a este tipo de «arte», pero con el tiempo, el Dr Muerte ha expuesto sus cadáveres en más de 40 países, con un mínimo de resistencia.
      Su actividad no es ilegal, porque sus piezas anatómicas las recibe de donantes voluntarios, que donan sus cuerpos mediante documentos legales.
      Aún así, prefiero mil veces ver al David de mármol, que un cadáver, pero hay gustos y gustos. Muchas gracias por tu participación y comentarios.

      Le gusta a 1 persona

      1. No, si no critico que este señor «modele» utilizando partes anatómicas convenientemente cedidas por quienes fueron sus usuarios, me refiero exclusivamente a la sospecha de que no todos esos cuerpos procedan de donaciones voluntarias, lo cual no deja en muy buen lugar a Von Hagens.

        Salud.

        Le gusta a 2 personas

      2. Hay dinero de por medio, mucho dinero y eso de exportar y negociar cadavers para mí solo se justifica de una sola manera: enseñar y aprender anatomía. Esto es obligatorio en los colegios médicos y también para algunos artistas realistas que estudian al detalle el cuerpo humano, antes de llevarlo al lienzo o el mármol. Este es el caso de Da Vinci y Miguel Ángel, en una época tan distante como el Renacimiento.

        Le gusta a 1 persona

    1. Al principio los cadáveres venían de China, ahora los cadáveres se procesan en Alemania y casi todos proceden de ese país. Las instalaciones China, han quedado para taxidermia de animales. Estas disposiciones se tomaron sobre la base de interés económico sin que tengan nada que ver con cuestiones humanitarias o éticas. Así andas las cosas, feliz semana y un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s