Asesino serial, muere devorado vivo.

La noticia es rigurosamente cierta y así lo describe el escritor alemán, Patrick Süskind, en su controvertida y a la vez genial novela “El perfume”, publicada en bajo el título Das Parfüm, devenido en éxito de venta inmediato, y traducido a más de cuarenta idiomas en todo el mundo. La novela narra la historia de Jean-Baptiste Grenouille, un asesino serial con un sentido del olfato muy agudo, el cual busca materializar por medio de perfumes, los olores que han quedado grabados en su memoria patológica y criminal a lo largo de su vida.

El 17 de julio de 1738, en el lugar más putrefacto de todo París, nace Jean-Baptiste Grenouille entre los desechos de pescado del puesto que atiende su madre, una mujer joven de unos 25 años que ya en cuatro ocasiones había dejado morir a sus anteriores hijos. Ella planea abandonarlo entre vísceras y desperdicios, pero el llanto del bebé delata su presencia, y su madre es detenida, juzgada y decapitada por el delito de infanticidio.

Portada de una de las muchas ediciones del libro “El perfume: historia de un asesino”, de Patrick Süskind.

Grenouille crece en un hogar para niños huérfanos hasta los ocho años bajo el cuidado de madame Gaillard, niñera que le describe como un ser humano que a diferencia de las personas y de los objetos del mundo, no tiene ningún olor: simplemente «no huele a lo que huelen los seres humanos». Por esta razón las personas sienten asco hacia él.

En poder sobrenatural de Grenouille, consiste en su sentido del olfato altamente desarrollado. Por medio de los olores puede percibir con mayor agudeza el mundo en el que vive, más allá de su deficiente visión y audición, que no significan nada para él. Desde pequeño podía predecir quién iría de visita, si una tormenta se acercaba, y dónde se encontraban objetos perdidos a cientos de metros de distancia. Tan solo tenía que olfatear, para que todas las representaciones y sucesos del mundo exterior apareciesen con claridad en su mente.

Posee la facultad de poder dividir todos los objetos y personas en los componentes de su aroma y combinarlos a su gusto, creando olores enteramente nuevos que no existen en la naturaleza.

Una noche, durante la celebración anual en honor a la posesión del rey, Grenoille percibe un aroma perfecto. Lo persigue en la distancia hasta la rue de Marais donde encuentra a su primera víctima: una joven adolescente pelirroja excepcionalmente bella, que se encuentra quitando las semillas de unas ciruelas amarillas. Grenouille la asesina para poder poseer su aroma a plenitud y ese acto se vuelve para él pasión irresistible, que le compulsa durante el resto de su existencia.

Con el paso de los años, y muchos vericuetos novelescos, Grenouille logra fabricar un perfume que es imitación de la esencia y oscuros instintos humanos y comienza a ejecutar asesinatos seriales, ejecutando un fatídico ritual que lleva a cabo una y otra vez: asesina a jóvenes mujeres vírgenes de excepcional belleza, con un golpe en la cabeza, rapa su cabello y las envuelve en grasa animal para luego destilar su aroma y esencia.

Llevando a cabo en igual forma su compulsivo ritual, asesina a 24 jóvenes, hasta lograr obtener aceites esenciales suficientes para el diabólico perfume que había ideado, combinación de todos los aromas de las mujeres vírgenes asesinadas por él.

Luego de una larga búsqueda, es capturado, y condenado a ser crucificado en la plaza pública, sentencia que se interrumpe a punto de comenzar, porque Grenouille, de forma subrepticia, esparce entre la multitud uno de sus perfumes. Los asistentes a la ejecución, quedan inmediatamente convencidos de que es un ángel, lo liberan de sus amarras y luego, poseídos por el diablo, se desnudan y generan una orgía colectiva entre ellos.

En un segundo tiempo, Grenouille, decepcionado, y cansado de vivir sin la posibilidad de amar, decide suicidarse y para ello regresa a París. Llega un día caluroso de verano, como fue el de su nacimiento y en la noche, se acerca al mercado donde nació, y se mezcla con la gente de ese lugar, miserables, pordioseros, prostitutas y criminales. Una vez entre ellos, vacía sobre su cabeza todo un frasco del perfume preparado con los aceites de las doncellas vírgenes asesinadas, provocando que una treintena de indigentes, creyendo estar en presencia de un ángel, enloquezcan y gritando: «¡Es un ángel!», se lancen sobre él. Muere despedazado a dentelladas, mientras algunos gritan de placer y otros lo aferran con fuerza mientras le degluten.

Escena de la película “El perfume: historia de un asesino”, (2006).

El perfume, fue llevada al cine con el título como “El perfume: historia de un asesino”, (2006) por el director Tom Tykwer, y protagonizada por los actores Ben Whishaw, y Dustin Hoffman.


Aromas e instintos.

“El perfume” se desarrolla en torno a la relación entre los olores y el espíritu y plantea la hipótesis, sobre el olfato del hombre primitivo de las cavernas, el cual, por medio del olor de la sangre, podía reconocer si se trataba de un amigo o un enemigo, facultad que le permitió sobrevivir.

¿Cuánto de verdad hay en este alucinante relato?, ¿Puede un perfume sacar los instintos animales de lo más profundo del alma y hacer que adoptemos un comportamiento de animal salvaje libre en la naturaleza?

La respuesta es afirmativa y la tesis desarrollada en la novela, es rigurosamente cierta y así pienso demostrarlo en nuestro próximo relato, paso a paso, porque nuestra historia continúa y los aromas del diablo, pueden hacer aflorar a la superficie, de forma irrefrenable, todos nuestros instintos y pasiones.

#LoRealMaravilloso

https://www.volfredo.com/


14 respuestas a “Asesino serial, muere devorado vivo.

  1. Los instintos animales no sé, pero los recuerdos si afloran con los olores. Yo tengo días que huelo a Varadero y mi hija también, decimos Varadero porque es el mismo olor del mar de allí, donde hemos sido tan felices ambas. Y hay un olor que me persigue de un recuerdo de niña, cuando llegaba con mi madre a la Habana y nos bajábamos del tren en la Habana Vieja, siempre íbamos directo a un lugar donde tomábamos café con leche y magdalenas y ese olor a mis 65 años no ha desaparecido, hay días que puedo sentirlo como si estuviera allí.
    También me pasa con el perfume Diva, que usaba Alicia Alonso.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy importante la historia que nos da a conocer Camacho a través de lo Real Maravilloso, se trata de Perfume de un asesinó. Grenouille es un hombre egoísta, manipulador, un asesino sin escrúpulos capaz de cualquier cosa para lograrlo, ya que su ausencia al olor corporal lo lleva a obsesionarse con el olor de otras personas, y llega a ser uno de los asesinos demente mejor descrito en la Literatura

    Le gusta a 1 persona

  3. Interesante historia entre instintos y olores tuve un pte en mi servicio social penitenciario que mato a su esposa al sentir el olor de otra persona infeliz ciego nunca consiguio extrapenal y fue traicionado este post me remoto año 1992..gracias Volfre

    Le gusta a 1 persona

  4. He leído tu presentación, muy buena por cierto. Pero no me animaría a leer el libro, no son de mi tipo preferido. Repudio totalmente cosas como estas, terribles, de personas que ya lo creo, existen y gozan de su maldad. Creo que no son personas normales, son enfermos. Pero los hay, como que hay de todo en la viña de la vida.
    Que tengas muy buena noche de sábado y mejor domingo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s