La historia inédita de Pablo Escobar. Muerte.

Muerte de Pablo Escobar. Versión oficial.

Al iniciar el mes de diciembre de 1993, Pablo Escobar se encontraba arrinconado por la policía y sus grupos de inteligencia, asalto y captura. Al sentirse perdido y acorralado, el Capo de la droga, trató de negociar su rendición, condicionándola a la salida del país de su mujer e hijos, pero esta vez su propuesta no halló eco entre el Poder Ejecutivo.

Si bien, Pablo Escobar logró evadir al Bloque de Búsqueda durante los seis meses precedentes, la muerte de su jefe de seguridad El Angelito (León Puerta Muñoz), en octubre de 1993, lo había dejado desprotegido, y ahora solo contaba para su defensa y protección, con un escaso número de sicarios de confiabilidad no demostrada, contratados a prisas.

La preocupación por la situación de su esposa e hijos; refugiados en Residencias Tequendama bajo estricta vigilancia policial después de buscar fallidamente asilo en Estados Unidos y Alemania; fue utilizada como carnada por el Gobierno para atraer a Escobar. Luego de intensas labores de rastreo, el 1 de diciembre de 1993, unidades de inteligencia de señales de la DIJIN consiguieron rastrear y localizar seis llamadas que Escobar hizo a su familia, mediante tecnología francesa y británica adquirida por la Policía Nacional en 1991 y operada por oficiales y suboficiales de inteligencia, de la policía colombiana.

Esa misma tarde del 2 de diciembre de 1993, unidades del bloque de búsqueda rodearon la casa donde se ocultaba en Los Olivos, barrio de clase media de la ciudad de Medellín. Al momento de ser descubierto en su escondite, lo cuidaba solo un sicario, Álvaro de Jesús Agudelo (alias El Limón), el cual murió baleado cuando se enfrentó con los agentes que ingresaron a la vivienda donde se ocultaba el Capo.

Al verse acorralado, Pablo Escobar intentó escapar por los tejados de las casas aledañas, pero murió tratando de huir, abatido por múltiples disparos.

Mientras esperaban por los médicos forenses para realizar el levantamiento del cadáver de Escobar, el Capitán Hugo Aguilar, líder del Bloque de Búsqueda, respondió eufórico a entrevistas de la prensa, al mismo tiempo que posaba para fotografías, ametralladora en mano, haciendo gestos de victoria junto al cadáver de Escobar que yacía ensangrentado sobre el tejado de barro donde encontró la muerte.

Capital Hugo Aguilar posando para el Canal UNO, junto al cadáver de Pablo Escobar.

En una de las fotos tomadas por la prensa al cadáver de Pablo Escobar el día de su muerte, aparece de forma evidente, la correa con las cartucheras de sus dos pistolas, una Sig Sauer de 9 mm que alcanzó a disparar, y una Glock sin proveedor. Este hecho será tenido en cuenta al rebatir la versión oficial de los hechos y llamo la atención sobre ello.

Correa con cartucheras y pistolas de Pablo Escobar. Fotografía Canal Uno.

Este fue el inicio de la carrera más brillante y meteórica de un oficial del cuerpo de policías y el ejército de Colombia: La Policía Nacional confirió a Hugo Aguilar las condecoraciones “Estrella cívica categoría comendador”; “Al valor primera clase” en tres ocasiones, “Medalla de servicios categoría A”, “15 años, de Servicios distinguidos categoría A” en tres ocasiones, “Cruz al mérito policial” en dos ocasiones, “Mérito docente Gabriel González” y “Medalla Carlos Holguín Mallarino”. De forma simultánea, el Ejército Nacional le confirió en dos oportunidades la medalla “Servicios distinguidos en orden público”.

En junio de 2006, el gobierno nacional confirió a Hugo Aguilar el grado honorario de coronel efectivo, marcando el punto máximo de sus ascensos y condecoraciones en las fuerzas armadas y la policía de Colombia, en sucesión vertiginosa, inédita hasta el presente.

Narrado así, estamos en presencia de un hecho de justicia, llevado a cabo por las fuerzas de la Policía Nacional de Colombia en cumplimiento de su más honorable y cívico deber, con solo una salvedad: la versión de los hechos dada a publicidad es totalmente incierta.

Recibí el designio del Cristo de los Andes y he de buscar la verdad. Volveré una y otra vez sobre las hipótesis elaboradas en relación con la muerte de Pablo Escobar, y buscaré sostén forense para mis argumentos. De momento les adelanto cuatro hechos incongruentes que hacen insostenible la relatoría oficial sobre los sucesos:

  • La pistola Sig Sauer de 9 mm, de fabricación alemana que aparece en la fotografía junto al cadáver de Pablo Escobar está desaparecida. Se perdió en medio de un escenario fuertemente custodiado por el cuerpo élite de la policía colombiana.
  • Los cuerpos de inteligencia de la policía colombiana no fueron quienes detectaron el escondite de Escobar y según declaración pública de Hugo Aguilar, el éxito del operativo fue el resultado de la colaboración activa y las delaciones de Carlos Castaño, jefe paramilitar colombiano, máximo líder de las Autodefensas Unidas de Colombia, grupo paramilitar que aglutina varios grupos irregulares armados, al margen de la ley.
  • En 2002 Hugo Aguilar abandona la policía e inicia carrera política. Un año más tarde, es elegido gobernador del departamento de Santander.
  • En julio de 2011, el ilustre coronel retirado Hugo Aguilar es condenado a 9 años de prisión por el delito de concierto para delinquir agravado.

¿Qué está pasando en nuestra historia?, en la cual desaparecen pruebas forenses esenciales y sus condecorados protagonistas pasan de la gloria militar, a la inhabilitación y más tarde terminan en la cárcel.

Muerte de Pablo Escobar. Versión del Coronel(r) Hugo Aguilar.


En 2003, el canal de Noticias RCN, en un reporte espectacular sobre la persecución y captura de Pablo Escobar a 10 años de su muerte, publica una entrevista exclusiva realizada al general retirado Hugo Aguilar, ahora prospero gobernador de Santander, la cual transcribo sin variación alguna, luego de haberla grabado y escuchado una y otra vez:

Entrevista al Coronel(r) Hugo Aguilar. Canal RCN.

“Recuerdo tanto que los 23 hombres que operábamos en su mayoría dejaron mensajes a la familia para si sucedía algo extraño, diferente a salir victoriosos, al menos se dejaba un mensaje y sabíamos con confianza que ese día iba a hablar y teníamos todo planeado porque habíamos logrado el visto bueno del presidente de la república y el ministro de defensa.

Nosotros cuando entramos nos cercioramos que no había nadie en el primer piso, seguimos la avanzada al segundo piso y subiendo las escaleras, yo iba delante y lo primero que hizo fue decir – aquí está sucediendo algo y cuelga el teléfono- , y cuando él me ve inmediatamente dispara, hizo los primeros disparos, pero nosotros nos protegimos porque estábamos en desventaja, él nos tenía en línea de fuego, nosotros no teníamos línea de fuego, pero si lo observábamos. Él hace los primeros disparos y trata de irse hacia una habitación, tal vez la habitación estaba con seguro, no puede abrir la puerta, vuelve y hace otro disparo y corre hacia una ventana de falso hueco que habían hecho y sale, y ahí nosotros tuvimos línea de fuego y yo le disparé…..

Pablo Escobar Gaviria.

Aprovecha para desmentir los rumores que circularon entonces, donde agente de la CIA y la DEA participaron activamente en el operativo, pero lo que si confirma y sin tapujos, es que los Pepes colaboraron directamente y que Carlos Castaño Gill fue su informante: – yo recibía llamadas de él, se hacía pasar por el fantasma, y él avisaba, decía: – mire le habla el fantasma, en estos momentos va a explotar ya un carro bomba, y efectivamente la información era exacta y contundente, y no solamente la recibía yo, también la recibían en Bogotá, y en el mismo ministerio.

Periodista: -y Castaño por dónde llamaba. Hugo Aguilar: -Castaño llamaba mucho por radio teléfono, entonces era difícil ubicar el sitio-”.


Esta nueva versión de los hechos cambia por completo nuestra historia, que ahora pasa a ser uno más de los muchos enfrentamientos entre carteles de la droga. Estos carteles y los Pepes, reclutaron y se valieron de antiguos jefes de la Policía Nacional como ejecutores de sus planes y encontraron en el coronel retirado Hugo Aguilar, héroe de la República de Colombia, a su principal testaferro, informante y colaborador.

Tan solo nos queda por delante contar la verdad y hacer justicia. Hacia allá vamos, aunque tenga que usar a partir de ahora casco y chaleco antibalas, mientras teclee nuestras crónicas. Es un designio del Cristo de los Andes y confío que Dios cuide de mí.

#LoRealMaravilloso,


4 respuestas a “La historia inédita de Pablo Escobar. Muerte.

  1. Volfre tú narrativa es interesante sin temor al éxito no usaras cascos porque horas pra conocer la realidad fueron muchas, tus seguidores confiamos plenamente e.n la historia de los hechos continua tú libertad de expresión..espero la próxima públicación.

    Le gusta a 1 persona

  2. Maravillosa descripción de los hechos, el Cristo de los Andes te eligió y cuán acertado estuvo. Con seguridad Dios cuida de ti. Continuamos esperando llegar a la verdad sobre la muerte del capo. Muy interesante como siempre .Gracias por compartir.

    Le gusta a 1 persona

  3. Continúas manejando magistralmente el suspenso. Muy interesante las nuevas evidencias, las cuales se alejan cada vez más de los hechos reconstruidos en documentales y los mostrados en la serie el Patrón del Mal. Felicitaciones por tu crónica de sábado

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s