La hoja de coca en la cultura andina.

Erythroxylum coca, es una especie sudamericana de la familia de las eritroxiláceas, originaria de las escarpadas estribaciones de los Andes de Bolivia, Colombia, Ecuador, Chile, Argentina y Perú.

La evidencia más antigua del cultivo de la coca data de hace 8000 años, lo cual fue demostrado con la técnica de C-14, en restos arqueobotánicos en el sitio Nanchoc, en el valle del Alto Zaña, Cajamarca, en el norte del Perú.

Mi propósito con esta afirmación, es enfatizar que el cultivo y uso de la coca, es tan antiguo como los primeros asentamientos humanos en América. Ténganse en cuenta, a la hora de evaluar esta información, que las muy conocidas y famosas pirámides de Keops, Kefrén y Micerino, en Egipto, tienen una antigüedad de 2500 años antes de Cristo, lo cual hace a la existencia y cultivo de la coca en América, una realidad tres veces más antigua.

Mercado cocalero en Bolivia.

Durante siglos, los pueblos indígenas de la región andina han masticado y bebido hoja y mate de coca. Se trata de una práctica inocua con efectos asociados, beneficiosos para la salud humana.

Cuando se mastica, la hoja de coca actúa como un estimulante potente y ayuda a combatir con eficiencia el hambre, la sed, el dolor y el cansancio. Cada día, millones de personas en los Andes consumen la hoja y, de hecho, las culturas indígenas consideran que se trata de una práctica sagrada.

La cortesía de los habitantes de las sierras andinas al ofrecerles una taza de infusión de coca a los visitantes, no es desde luego, una «mala costumbre» indígena, sino por el contrario, una amable bienvenida al visitante y así fue reconocido por científicos y naturalistas de la estatura de Alexander de Humboldt, D´Orbigny, y von Tschudi.

Es muy frecuente cuando se llega al aeropuerto de La Paz en Bolivia, personas que provienen de lugares bajos (es decir, que viven en alturas menores a 1000 metros sobre el nivel del mar) tengan que tomar té o mate de coca, ya que su consumo hace menos agresiva la permanencia en alturas superiores a los 3500 metros sobre el nivel del mar.

El punto más alto de la Carretera Panamericana, impresionante vial de 48 mil kilómetros de largo que vincula todos los países de América, es el Páramo de Letra, en Colombia, situado a 3,498 metros de altura. Para llegar hasta la cima, es necesario atravesar cuatro pisos térmicos que terminan en un ecosistema de temperaturas muy frías y escaso oxígeno en la atmósfera, lo cual resulta imposible de soportar y riesgoso para la salud, de no contar con el adaptativo te de coca que puedes adquirir durante el ascenso, a un precio módico. Esta experiencia se las debo, y la contaré en detalle en una futura publicación.

La hoja de coca, es un nutriente y estimulante natural, de la cual las civilizaciones originarias de los Andes no pueden prescindir. El contenido en vitaminas, minerales y oligoelementos de esta bendecida hoja es comparable con las formulaciones de multivitaminas de mayor potencia existentes en el mercado, con la salvedad de del precio, que resulta ínfimo comparado con el Centrum y otros suplementos nutricionales ampliamente publicitados y aceptados en la literatura científica.

Creo necesario antes de seguir adelante, que analicen la siguiente tabla donde muestro la composición química de 100 gr de hojas de coca. Podrán apreciar que no hay ninguna exageración en cuanto he dicho.

Composición química de la hoja de coca.

La cantidad de cocaína contenida en las hojas frescas de coca va desde un 0,4 % a un 1,0 % en peso.

La inclusión en 1961, de la hoja de coca en la Lista I de la Convención Única sobre Estupefacientes de las Naciones Unidas, junto con la cocaína y la heroína, es una artera injusticia que ha causado mucho daño en la región andina, a la cual se debe desde hace mucho, una corrección histórica.

Es necesario diferencia entre coca y cocaína: el cultivo de la hoja de coca forma parte del patrimonio intangible de los Pueblos Andinos originarios, mientras que la cocaína, es un derivado aberrante, purificado por científicos descarriados, comercializado por asesinos y consumido de forma masiva, en sociedades melancólicas y decadentes, que ahogan en sus adicciones las muchas frustraciones de sus integrantes.

De forma un tanto penosa, es práctica común en política, romper la cadena por su eslabón más débil, máxime cuando los eslabonados frágiles carecen de los recursos para hacerse escuchar y reclamar sus derechos.

En Colombia, Perú y Bolivia, la erradicación forzosa y las fumigaciones aéreas con herbicidas de alta potencia, son de hecho un acto genocida que ha llevado el hambre a los campos e impregnado el medio ambiente de tóxicos y agentes cancerígenos que destruyen día a día el hábitat de las poblaciones originarias y constituyen una flagrante violación de sus derechos humanos.

Fumigación de cultivos de coca. Colombia.

Estrategias consistentes en ofrecer a los cocaleros proyectos de desarrollo alternativo, mediante los cuales se sustituye la coca por otros cultivos viables y sostenidos como el café y el cacao, no han pasado más allá de las buenas intenciones.

Las poblaciones ancestrales de América, no cuentan ni contaran nunca con las tecnologías necesarias para extraer y concentrar la cocaína presente en la hoja, y no disponen de los medios necesarios para su comercialización ilícita.

No sucede así con la empresa multinacional estadounidense “Coca-Cola Company” única corporación en el mundo autorizada a importar, procesar y usar comercialmente hojas de coca para la elaboración de la bebida Coca-Cola. ​ El artículo 27 de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 fue desarrollado de manera ad hoc para tal fin. Las hojas de coca son adquiridas legalmente con permiso del Departamento de Justicia de los Estados Unidos a través de Empresa Nacional de la Coca en Perú.

La Coca Cola, con su amplio sistema publicitario considerado durante décadas como el más eficiente del mundo, gasta decenas de millones de dólares en compulsar a los consumidores a ingerir un producto de fórmula secreta celosamente guardada, en la cual se mezclan derivados de las hojas de cocas. Los productores aseguran que la formula está totalmente descocainisada y de las hojas de coca solo toman su sabor y fragancias, sin ofrecer garantías de la eliminación de otros potentes flavonoides presentes en la hoja como como tropacocaína, tropinona, higrina, cuscohigrina y cinamilcocaína y sus isómeros.

Sin duda alguna la Coca Cola es una bebida fría, refrescante, con exceso de edulcorantes y aditivos que crean adicciones. Su consumo habitual destruye la salud de millones de niños en los países desarrollados que reciben al ingerirla un exceso de calorías que los han precipitado en la obesidad infantil y la diabetes tipo II, patologías que en la actualidad alcanzan proporciones epidémicas en el Primer Mundo.

Consumismo infantil, obesidad y diabetes.

Resultaría muy agradable despertar un día con la noticia del triunfo de la justicia y la cordura sobre la “Infamia”(1), uno de esos días, en que los presidentes de grandes naciones dejan para la historia discursos memorables. Me gustaría despertar, si, con la noticia de que aviones militares sobrevuelan, fumigan y destruyen los pilares que sostienen el consumismo y las drogadicciones. Solo así voy a admitir que se ha hecho justicia y que este Mundo nuestro nos pertenece a todos.


  • (1) Referencia al “Discurso de la Infamia”, alocución pronunciada en el Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica el 8 de diciembre de 1941, día siguiente al ataque a Pearl Harbor, por el presidente Franklin Delano Roosevelt, como declaración de guerra al Imperio de Japón.

#LoRealMaravilloso

En este link pueden encontrar una excelente colección de fotos testimoniales:


7 respuestas a “La hoja de coca en la cultura andina.

  1. Excelente explicación como siempre, sobre todo para aquellos que no conocemos las diferencias a ese nivel de detalle.
    Me gustaría conocer un poco más también de la celestial crema o ungüento de la que se hace referencia en publicación anterior.
    Un abrazo grande

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy instructiva y explícita esta publicación sobre las hojas de coca, su consumo, la data y sobre todo los componentes de la misma, comparables con los mejores complejos vitaminicos. Es un crímen terminar con el cultivo de la misma en los países indígenas y favorecer el uso y consumo de productos tan tóxicos como la Coca Cola. Gracias por la información y las fotos. Muy bien logrado el objetivo, igual que siempre. Seguimos en espera de próximas ediciones. Felíz día.

    Le gusta a 1 persona

    1. Interesante explicación sobre el cultivo y consumo de coca en los países andinos, sus beneficios dada su composición química y el comentario de la tan conocida y tóxica coca cola, bebida que a pesar de su toxicidad aún se consume muchísimo. Ojalá ese consumo sano de los habitantes de la sierra andina se pueda mantener y no se siga violando ese derecho.

      Le gusta a 1 persona

  3. Interesante artículo que me trasladó a 8 o 9 años atrás cuando llegué una noche lluviosa y fria al Departamento de Oruro, especificamente a un Pueblito llamado Caracollo y me dieron a tomar para el frío y la altura un té de Coca.
    Es tan normal ver la hoja de Coca en Bolivia que no asombra, imagino pase igual en otros pueblos de la región andina.
    Ver a los pobladores picheando hojas y hojas de coca para evitar el cansancio, el frio y ver sus dientes verdes producto de mascar y mascar es parte de su cultura. Ese olor fuerte de la hoja que no pasa inadvertido para lo que lo vemos como una droga nunca lo olvidaré.
    Realmente super interesante. Saludos

    Le gusta a 1 persona

  4. La idea central plasmada la veo en la diferencia entre la hoja de coca y la cocaína, de forma elocuente y breve, nunca antes vista en ningún medio, de allí el % de confusión existente en la población.
    Gracias

    Le gusta a 1 persona

  5. A lo largo de 3 decadas hemos tenido el placer de compartir geniales momentos, por lo general, entre frias cervezas, rones y tambien whiskies. Siempre has estado alli donde tu colosal ingenio medico se ha necesitado y ahora disfrutamos tu presencia virtual a través de fotos bien logradas y narraciones interesantes sabiamente contadas. Doy fe de las gratificantes opiniones de tres renombrados periodistas de medios nacionales y del inmenso placer de mi exigente progenitora al entrar en contacto con tu obra. Entonces, larga vida al blog, su autor y a todos los seguidores, que como una gran familia seguira creciendo y disfrutando, a pesar de los avatares de la vida, vuestras reales y maravillosas historias.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s