El paraíso terrenal.

Les pido nos acompañen una vez a la Amazonia virgen, a ese rincón escondido del planeta en el estado de Pará, donde habita y sobrevive el pueblo Zo’é, el cual resulta fácil de distinguir entre los cientos de tribus de la selva amazónica, dada su costumbre de utilizar el “poturu”, pieza de madera que les atraviesa el labio inferior.

Triste es la cifra del último censo llevado a cabo sobre la población actual de la tribu Zo’é, integrada en la actualidad por 152 supervivientes que luchan día a día contra los estragos de la civilización que les circunda y devora.

Hacia las tierras que pertenecen a los Zo’é, han viajado muchos ecologistas, fascinados por la pureza virgen de la Amazonía, entre ellos el Dr. Erik L. Jennings Simões, neurocirujano brasileño, amigo y benefactor de los pueblos originarios, Sebastián Salgado, quién han mostrado a través de sus fotografías, la agonía inmisericorde del pulmón verde del planeta, y Lo Real Maravilloso, ambientalista y martiano, que trae esta vez para ustedes la historia de un paraíso terreno.

Sebastián Salgado en la tierra Zo’é, Amazonía.

“La tribu Zo’é, vive en el paraíso. Es el único lugar que he encontrado donde las mujeres tienen 4 ó 5 esposos. Mientras que los hombres tienen también muchas mujeres. Cada mujer tiene un esposo cazador, un pescador, un campesino y uno que ayuda en la casa. Las mujeres tienen gran poder. Tienen una influencia en los hombres muy considerable. Una cosa que me pareció interesante sobre estas personas era la perfecta consciencia de su apariencia. Cuando estaba por tomar una fotografía sabían que haría una representación de su imagen. Al principio se emocionaban, luego, perdían interés¸ no era su mundo.”. Así lo describe Salgado.

Niños Zo’és tomando un baño en el río.

Por otro lado, estaban muy interesados en mi cuchillo. Mi amigo Ypô me hizo jurarle que le daría mi cuchillo. Pero la Fundación Nacional del Indio me hizo prometerles que no les daría ningún objeto a estas personas con el objetivo de proteger su pureza. Así que dije: «Hagamos un trato. El día que me vayas tiraré tu cuchillo por la ventana del avión. Seguirás la ruta del avión y encontrarás el cuchillo»

Así describen los Zo’és la tupida y singular vegetación donde viven: “Estas plantas son muy viejas. Han estado aquí por 40 o 50 años. Son plantas maravillosas. Helechos. Una planta de sombra, del corazón de nuestro bosque…de las partes más altas. Me recuerda al pelo de mi madre. Mi madre era muy hermosa. Estas eran sus plantas y después de su muerte mi padre se hizo cargo de ellas hasta que murió. Luego, las trajimos aquí”.

Los Zo’és viven en grandes casas rectangulares con techos de paja, abiertas por todos los laterales. En ellas, varias familias viven en comunidad, duermen en hamacas que cuelgan de las vigas y cocinan en las hogueras a cielo abierto que hay por los laterales.

Los integrantes de esta tribu viven en total equilibrio con la naturaleza, solo toman lo que realmente necesitan. Es una sociedad donde no existe el odio ni la envidia. Se ayudan sin ningún tipo de interés, respetan a sus mayores y cuidan de ellos hasta el final.

(Perdonen el puritanismo de Youtube, el video no contiene imágenes sensibles).

Mientras, nuestro amigo Salgado, sentado sobre un tronco caído escucha la sinfonía de sonidos naturales de la selva virgen y medita, su imaginación vuela y regresa a la familia, a la patria, a los orígenes: “Mira, está lloviendo. Una lluvia hermosa. Esta tierra es demasiado importante para nosotros. Completamos un ciclo con esta tierra. En este ciclo, hemos gastado nuestras vidas. Las vidas de mis padres de mis hermanas una gran parte de mi vida…Y hoy, vivimos nuestras vidas aquí de nuevo; Lélia y yo. Esta tierra continúa contando nuestra historia. Formó mi niñez y ahora acompaña mi vejez. Y cuando muera esta tierra será igual que cuando nací. Y el ciclo estará completo. Es la historia de mi vida”.

Es la historia de mi vida……de nuestras vidas, porque todos estamos representados en una o otra forma, en el ciclo evolutivo de la selva virgen y la cruel agonía de la Amazonía.

#LoRealMaravilloso

https://www.volfredo.com/


4 respuestas a “El paraíso terrenal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s