Siembra truenos y recogerás tempestades: (-45).

Hay una gran cantidad de cifras desfavorables rondando el panorama político del presidente Joe Biden y su partido en el Congreso en este momento, pero ninguno puede ser peor que éste: – 45

Esa es la cifra más reciente del Índice de Confianza Económica de Gallup, que «resume las calificaciones de los estadounidenses sobre las condiciones económicas actuales y si la economía está mejorando o empeorando». El índice va de +100 (muy bueno) a -100 (muy malo). La calificación de mayo de -45 es la opinión más negativa del público sobre la economía que Gallup ha registrado desde el final de la Gran Recesión a principios de 2009.

Las cifras del índice de Gallup ofrecen más noticias desalentadoras para los demócratas. Solo el 14% de los estadounidenses dijo que las condiciones económicas en Estados Unidos son «excelentes» o «buenas». Más del triple de esa cifra, el 46%, dijo que las condiciones económicas eran «pobres» y el 39% las calificó como «solo regulares». Esto es incluso peor que lo que encontró Gallup en abril, cuando 1 de cada 5 estadounidenses dijo que el estado de la economía era «excelente» o «bueno», mientras que el 42% dijo que era «pobre».

La encuesta de Gallup no es ni mucho menos un caso aislado. En el último sondeo de CNN, publicado el mes pasado, tan solo el 23% de los estadounidenses calificó la situación económica como algo buena. Esta cifra ha bajado drásticamente desde el 37% que dijo lo mismo en diciembre de 2021 y precipitadamente desde el 54% que dijo lo mismo en abril de 2021.

En general, la encuesta de CNN encontró que la opinión de los estadounidenses sobre la economía es la peor que han tenido en una década.

Las cifras más recientes de Gallup salieron a la luz el mismo día en que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, reconoció ante Wolf Blitzer, de CNN, que se había equivocado cuando dijo en 2021 que la inflación solo suponía un «pequeño riesgo».

«Creo que me equivoqué entonces sobre el curso que tomaría la inflación», dijo Yellen. «Como mencioné, ha habido grandes e imprevistas sacudidas en la economía que han disparado los precios de la energía y los alimentos y las interrupciones en el suministro que han afectado gravemente a nuestra economía y que yo, en su momento, no entendía del todo, pero ahora lo reconocemos», dijo.

Lo cual, hablando como economista, podría ser correcto y cierto. Pero en el momento político actual, que la secretaria del Tesoro admita esto públicamente es un gran problema.

Todas estas noticias negativas sobre la percepción de la economía por parte de la gente llegan en el momento en que la Casa Blanca de Biden, y el propio presidente, parecen haber comprendido por fin lo grave que es su situación política respecto a la economía.

Joe Biden enfrenta la peor crisis inflacionaria de USA desde la gran depresión.

El martes, Biden se reunió con el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, e insistió en que estaba centrado en la inflación. «Me reuní hoy con el presidente y con la secretaria Yellen para hablar de mi principal prioridad, que es abordar la inflación para pasar de la recuperación histórica a un crecimiento constante para las familias estadounidenses», dijo Biden. «Y mi plan para hacer frente a la inflación comienza con una simple propuesta: respetar a la Fed, respetar la independencia de la Fed, cosa que he hecho y seguiré haciendo».

Y esa reunión se produjo un día después de que Biden publicara un artículo de opinión en el diario The Wall Street Journal en el que exponía su plan para reducir la inflación. «Los estadounidenses están ansiosos», escribió Biden. «Conozco ese sentimiento. Crecí en una familia en la que importaba cuando el precio de la gasolina o de los alimentos subía. Lo sentíamos en el comedor. Pero el pueblo estadounidense debería tener confianza en que nuestra economía se enfrenta a estos retos desde una posición fuerte».

Todo esto forma parte de un impulso más amplio de un mes por parte de Biden y su equipo sobre la economía y la inflación, como informaron el martes Kaitlan Collins y Kevin Liptak de CNN. El dúo escribió:

«No es la primera vez que el presidente Joe Biden y sus asesores han tratado de renovar la atención sobre la economía. Pero es poco lo que Biden puede hacer por su cuenta para bajar los precios en lo inmediato».

«Sin embargo, al enfrentarse a unos índices de aprobación casi récord a cinco meses de las críticas contiendas en el Congreso, el presidente ha determinado que es necesario otro enfoque concentrado en los resultados de los estadounidenses para demostrar su atención en el tema».

Las cifras de Gallup dejan clara la profundidad del reto que tiene ante sí Biden. Y el tiempo es decididamente limitado, con solo 160 días antes del día de las elecciones de 2022. A menos que Biden pueda cambiar las percepciones sobre el estado de la economía, y rápido, será un noviembre brutal para su partido.

Siembra truenos y recogerás tempestades, enciende las guerras y descuida la economía doméstica, que la imprudencia te pasó factura.

Copia textual de: Análisis de Chris Cillizza. 16:39 ET (20:39 GMT) 1 Junio, 2022

https://www.volfredo.com/

#LoRealMaravilloso


2 respuestas a “Siembra truenos y recogerás tempestades: (-45).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s