La joven de la perla.

“La joven de la perla”, también conocida como “Muchacha con turbante” o “La Mona Lisa holandesa”, es una de las obras maestras del pintor neerlandés Johannes Vermeer realizada entre 1665 y 1667. Como el nombre indica, utiliza un pendiente de perla como punto focal. La pintura se encuentra actualmente en el museo Mauritshuis de La Haya.

Recientes escritos sobre Vermeer apuntan a que la imagen era un “tronie”, nombre que se daba en Holanda en el siglo XVII a las efigies peculiares o expresivas, de uso decorativo, que no tenían intención de ser un retrato identificable y que en muchos casos los pintores producían para demostrar su pericia.

“La joven de la perla”, del pintor neerlandés Johannes Vermeer. 1665 y 1667.

“La joven de la perla”. La mirada es la gran protagonista y se complementa con un gran modelado del rostro, donde los labios son un segundo centro de atención.


El programa para generar imágenes utilizando Inteligencia Artificial IA, más conocido es “DALL-E 2”, lanzado este año como un experimento de la compañía OpenAI, para crear imágenes “originales y realistas”, combinando diferentes estilos o características, a partir de texto. Añado, que este programa es capaz de hacer que las creaciones tengan un estilo renacentista, surrealista, cubista o cualquier otro que selecciones dentro de un surtido número.

Los bots (aféresis de robot) de este programa informático, imitan el comportamiento de un humano y pueden realizar funciones rutinarias de edición al recibir órdenes en texto; creando dibujos de estilo realista, indistinguibles de las pinturas humanas.

Estas Inteligencias artificiales estudian millones de imágenes para entender la relación entre lo que se ve y el texto que las describe. Si nosotros escribimos “playa”, buscará en su base de datos fondos de playa y usará el que le parezca más adecuado. Si en el mismo texto ponemos “Marilyn Monroe” también hará lo mismo con la famosa actriz. Si la orden dada en texto fuese “Marilyn Monroe en la playa tomando sol”, el programa buscará opciones en su amplia base de datos para crear la imagen solicitada. Cuanto más detalle tenga la orden, más preciso será el resultado.

Usar estos sistemas no es sencillo. En realidad, lo que no es fácil es acceder a las plataformas o programas. Muchos están en modo beta, de pruebas. Otros se usan por invitación. Y algunos simplemente están sobrecargados por los infinitos pedidos. Pero si logramos acceder a ellos, solo tenemos que escribir una oración con la imagen que queremos para que el robot la haga. La descripción puede ser corta, como “chica tomando un café” o larga, como “un periodista escribiendo una nota en una computadora en un edificio cerca del río al atardecer mientras las olas golpean contra un muelle y el sol ilumina el agua”.

Les propongo analizar algunos bots a manera de demostración:

Bot: «La joven de la perla + Vermeer + cambiar perfil».
Bot: «La joven de la perla» + Vermeer + agradar el lienzo».
Bot: «La joven de la perla» + Vermeer + realizar seis perfiles diferentes».

La controversia sobre las nuevas tecnologías de creación de arte no es nada nuevo. Muchos pintores se negaron a la invención de la cámara fotográfica, que consideraron una degradación del arte humano. (Charles Baudelaire, poeta y crítico de arte francés del siglo XIX, describió la fotografía como “el enemigo más mortal del arte”). En el siglo XX, las herramientas de edición digital y los programas de diseño asistidos por computadora también fueron rechazados por los puristas, pues exigen muy poca habilidad de los colaboradores humanos.

Lo que diferencia a la nueva generación de herramientas de IA, según algunos críticos, no es solo que puedan producir bellas obras de arte con mínimo esfuerzo. Es su forma de trabajar. Aplicaciones como DALL-E 2 y Midjourney, se construyen a partir de millones de imágenes de la web, y luego enseñan a los algoritmos a reconocer patrones y relaciones en esas imágenes y a generar otras nuevas del mismo estilo. Eso significa que los artistas que suben sus obras a internet pueden estar ayudando, sin saberlo, a entrenar a sus competidores algorítmicos.

Problemáticas adicionales a los que daremos seguimientos resultan de todo tipo: ¿Qué hacer si empresas que deciden sustituir a los artistas humanos por herramientas de IA? ¿Cómo enfrentar la ética de las máquinas, que por ser máquinas no tienen ética, cívica o moral?

Tenemos un largo camino ante nosotros y sólo hemos dado los primeros pasos, les invito a acompañarme.

#LoRealMaravilloso

#ArtesVisuales

#PeriodismoCrítico

https://www.volfredo.com/


12 respuestas a “La joven de la perla.

      1. «Y dejará a muchos sin trabajo» . Puede ser que sí, como cuando las máquinas cosechadoras llegaron al campo, y tantas otras máquinas que han reemplazado a la mano de obra.

        Le gusta a 1 persona

      2. Así es Malania, los procesos de automatización de la producción y la robótica, las más de las veces resultan en despidos masivos y poco interés tienen para los trabajadores simples. Gracias por tus comentarios y feliz noche.

        Me gusta

  1. Bien actual tu artículo, he estado siguiendo algunas noticias sobre el tema, y en los próximos 20 años es impredecible el alcance que puede tener, sobre todo en la conexión con los humanos, se está trabajando en la ética, pero como todo en el mundo actual, difícil de resolver, y como tú mismo enfocas, ahí está la clave. Sigo mucho tus publicaciones.

    Le gusta a 1 persona

  2. El artículo La joven de la Perla, pudiera considerarse como una Alerta, a lo que se avecina, es un huracán, que barrerá, el buen arte, si no se ataja a tiempo con férreas normas de Propiedad Intelectual.
    Me gusta la IA, soy fans a ellas, excepto en el arte, por ser este , sensibilidad, mística, ética, sabiduría milenaria y otros valores humanos más, que no se podrán suplir, con APPs y máquinas.
    Donde se ha sumergido el Ubott de nuestro amigo/ vecino, para traernos esta joya, no perteneciente a la joven modelo neerlandesa, sino, a la literatura universal. Gracias Camacho, una vez más.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas tardes Héctor, sabías ibas a disfrutar de mi modesta demostración de las posibilidades de la IA aplicada a la generación de imágenes mediante programas de computación. Ahora en lugar de tomar pinceles hay que mover deslizadores y activar comandos, las máquinas hacen el resto. Es un cambio de consecuencias impredecibles, veremos a ver que sucede.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s